+54 11 66 38 86 68 +41 79 273 86 57 [email protected]

La importancia para las ventas de traducir tu página web en varios idiomas

Vía | La Huevera

En plena efervescencia de páginas webs y tiendas online por la aceleración digital que ha sido provocada por la pandemia del coronavirus, la traducción de un negocio en diferentes idiomas es una clave de éxito en el marketing de una empresa.

El fin es muy sencillo: expandir el mercado y llegar a cuantas más personas en Internet, mejor. Pero eso sí, se debe hacer de manera profesional. Esto es algo en lo que fallan muchas empresas porque no apuesten por ello y pagan menos dinero.

El resultado puede ser desastroso. Sí, y es que algunas de estas compañías, con el fin de ahorrar, utilizan directamente el software de “Google Translate” para realizar dichas traducciones. Pero estas las hace literales, olvidándose de la localización, por lo que queda una traducción que no se adapta al mensaje real.

 

De los libros al contenido web

La traducción y los traductores son un oficio que, por tradición, se han centrado en documentos legales, médicos hasta libros, pero lo cierto es que el mundo digital les ha llegado a algunos muy tarde, aunque otros profesionales han visto en esto un nicho de mercado estupendo para especializarse.

¿Pero qué ha pasado? Pues desafortunadamente ha dejado que el trabajo de un/a traductor/a caiga, poco a poco, en desgracia por la disminución de la calidad de dichas traducciones.

Y es que ahora, los traductores, o los que dicen llamarse así, reciben ofertas cada vez peores por la competencia robotizada que existe.

La cuestión es que un traductor debe ser un mediador intercultural. Esto quiere decir, que debe tener muy en cuenta la cultura de ambas lenguas, tanto la nativa como la de destino, para que no se le escape ningún ápice que pueda llevar a un error garrafal.

Pero ese asunto los conoce muy bien los traductores de oficio y de hecho, trabajan en ello yendo, por ejemplo, al país de destino a vivir una temporada para conocer todo.

Por ello, es crucial confiar la traducción a alguien profesional especialista en el idioma de origen, por lo que debería ser nativo o contar con unos estudios y experiencia que lo acredite.

Realmente el motivo de no optar por traducciones profesionales no es económico, aunque se piense lo contrario. Muchos de esos directivos no lo estiman y creen que no hay necesidad de cuidar el lenguaje en todos los idiomas en los que quiere operar.

Esto transmite por parte de la empresa muy poca seriedad en sus contenidos y por ende, se pierde todo el trabajo que se ha realizado. Y no solo eso, se puede dar información incorrecta de algún producto que se venda.

El problema de esto es que incluso la página web, por una mala traducción, puede recibir denuncias por una información incorrecta. Y el cliente, como siempre, llevará la razón.

 

¿Qué estrategia seguir?

Lo primero que debe saber todo el mundo, incluidos los directores, es que la traducción no es algo fácil y sencillo, y hasta requiere de una titulación. Por ello, no basta con ser nativo, ya que muchos de ellos no cuentan con un vocabulario específico, como puede ser el legal o el médico.

Lo mismo que confías en alguien para trazar la estrategia de contenidos, lo mismo que debes hacer a la hora de hacer una traducción cuando se trata de adaptar una página web.

Una buena traducción no es solo pasar las palabras de un idioma a otro, va más allá.

Y cómo no, los clientes buscan que haya buenas traducciones con las que ofrecer una mejor experiencia de usuario. ¿Cómo? Pues estableciendo conexiones con el consumidor con el objetivo de impulsar las ventas del producto.

Ahí ya vemos como la experiencia del usuario está ligada a la traducción, aunque sea difícil de ver.

 

¿Por qué una buena traducción es buena para el SEO?

Paradójicamente, la traducción automática de Google se queda corta en un área que es crucial para las webs y negocios: la optimización de motores de búsqueda, es decir, el SEO.

Lo importante que es el SEO para la web en el idioma de origen, pero es igualmente importante, quizás incluso más, en otros idiomas cuando estés estableciendo experiencias con clientes de diferentes países.

 

¿Y por qué no es suficiente el traductor de Google?

Google es quien se encarga de penalizar las páginas webs que ofrecen una mala experiencia de usuario, y un motivo de esto puede ser una traducción literal de mala calidad, aunque estén en otro idioma.

Estar en malas posiciones en los motores de búsqueda significa que tu página web no va a ser vista, pese a que hayas trabajado en las keywords y demás actualizaciones. La traducción de calidad es uno de los factores más importantes en caso de que quieras apostar porque tu página se lea en otros idiomas.

Como se dice, se empieza la casa por el tejado y no por los cimientos. O de otra manera metafórica, se intenta esconder esos fallos y esa falta de inversión con alfombras, como si se trata de motas de polvo.

Por ello, cualquier empresa que busca hacer un contenido de calidad para su web debe, desde un primer momento, limpiar y tener en cuenta que cada palabra cuenta y que esa palabra sea de calidad para no verse perjudicado por el SEO.

Confiar en la traducción automática para presentar ese contenido en otros idiomas puede perjudicar a la inversión que has hecho en otros aspectos de la web.

En resumen, hay muchos traductores y muy cualificados a la espera de poder aportar un toque que va más allá del robot automatizado.

 

Compartí esta publicación :)

¿Te pareció interesante el artículo? ¡Dejanos tu opinión!

Nuestra empresa esta formada por profesionales en el ámbito de internet, marketing y multimedia. Si necesitas información adicional relacionada con esta publicación, disponemos de una multitud de servicios que ponemos a tu disposición. ¡Contactáte con nosotros!

Add Comment

cinco × cinco =

Abrir chat
1
Hola!
Cómo podemos ayudarte?